Nuestro manifiesto.

Todos hemos podido apreciar un músico callejero y
hemos alucinado con esas personas que hacían música con copas…

Algunos hemos palpado la textura de unapintura sintener que tocarla…
Y si hemos prestado atención podemos oír los colores
de un amanecer a pesar de que todo esté en calma…
El tiempo nos ha ayudado a apreciar esos detalles imperceptibles.

Muchas generaciones durante miles de años han
tenido que usar el tiempo sabiamente para descubrir
un material tan mágico como el vidrio, porque el
tiempo es algo divino que no se somete a nuestro control.

Por eso Viarca lleva más de 30 años dedicando el
tiempo necesario para que podamos sentir lo
escondido de este material.
El vidrio rodea nuestra vida por cada rincón,
ventanas, gafas, copas…. Vidrieras. Pero ¿alguna vez
habéis escuchado su brillo, agarrado su sonido o
sentido sus matices? Viarca lo ha sentido y por que nos gustaría
compartir esta experiencia contigo, organizamos estos talleres
para que puedas sentir el vidrio al ser trabajado con tus propias manos.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*